Rituales para mis días más positivos Incorporé unas nuevas rutinas que han cambiado mi vida.

desarrollo-persona-closet-hispano

Dejar de lado los días libres para volver al trabajo cuesta un poco, o mejor dicho: bastante. Una vez leí que si un trabajo te apasiona mucho sentirías que es lo mismo que vacacionar. En realidad a mí me encanta mi trabajo, me apasiona, me reta, lo disfruto, pero requiere de muchísima atención. Es muy diferente estar sin hacer nada, gozando, despreocupada, viendo películas, tomando el sol. Son dos puntos muy diferentes.

Desde hace algunos días atrás, mientras continúo fortaleciendo mis lecciones de soltar los estribos (pueden leerlo aquí), me propuse incorporar unas acciones para que mis días no sean tan difíciles. Mejor dicho: para que mis días sean aún más positivos y productivos. Iniciar esta semana, después de vacaciones, me resultó mejor.

Cuando abro los ojos no veo el celular.

Me contengo. Lo que hago es agradecer. Le agradezco a Dios que puedo despertarme, que me estiro, que me puedo preparar un desayuno, que tengo agua para bañarme.

Con forme me voy despertando, mi cerebro encuentra más detalles que agradecer. Así continúo enumerándolos en mi mente. Me llena de energía positiva y empiezo a valorar los pequeños –pero muy grandes- detalles que la vida me da.

Saco unos minutos para orar.

Perfectamente pueden meditar. Soy muy dispersa, mi cerebro tiene ideas y pensamientos constantes, así que trato de ser muy clara con Dios. Es mi padre y mi amigo, Él ya sabe de lo que le voy a hablar.

Me miro a un espejo.

A veces me levanto ojeruda, pálida, con algunos granos como si fuera quinceañera. Pero no me permito decir palabras sin carga positiva. Por lo tanto, empiezo a decirme lo linda que soy, la sonrisota que tengo y sumo cualidades. Continúo diciendo que la gracia de Dios está conmigo, ningún problema va a ser tan grande como para vencerme porque Él esta junto a mí.

desarrollo-personal-closet-hispano

Me prohíbo pensar en el pasado de manera rencorosa o con algún sentimiento negativo.

Cuando recuerdo situaciones que pasaron es para aprender, para reírme o para contarlas, pero mi mirada tiene que estar puesta en mis sueños.

No podemos estar recordándonos nuestros errores, nuestras caídas, ni a las personas que nos hirieron. No es sano. Si vas a recordar una situación difícil que sea para crecer, para enviarle bendiciones a las personas, para contarlas y para reírse.

Yo constantemente le cuento a Elías o a mis amistades situaciones que viví con mi mamá. Nos reímos. Es lo que me queda de ella. Pero no cuento para reclamarle a Dios ni para quejarme. No tiene sentido y termina desgastándonos.

Por las noches tengo un cuaderno donde anoto una lista de bendiciones y de oraciones.

La primera lista tiene todas las bendiciones que recibí durante el día. Eso me ayuda a sacarle las lecciones a los días, incluso en esos donde uno cree que no hizo nada.

La lista de oraciones me la enseñó una gran amiga, Trilce. Escribo las oraciones que tengo presentes, que alguien me pide, las que me surgen en el momento o hasta las que me comprometí en hacerlas. Trato de leerlas continuamente para ser testigo de las maravillas de Dios.

desarrollo-personal-como-vestir-el-alma

Extra tip.

Otra de las acciones que incorporé hace mucho tiempo es no salir vestida de manera insatisfecha. Trato de vestirme como me siento, según lo que me inspira, simplemente con lo que quiero. No importa si voy a ir al supermercado.

Las ocasiones en las que lo hago más apurada es cuando Elías está listo antes. Esos días en los que soy yo la que atrasa. Jaja.

La llegada de mis sobrinos nuevos (se las conté por mi IG: @ClosetHispano) y de los días libres me habían dejado las vacaciones impregnadas en mi interior. Por lo tanto, el lunes inicié con mi rutina, la que les acabo de escribir.

Como el clima en España está empezando a calentar dan muchas ganas de pasear. La época hace que oscurezca más tarde porque la primavera esta en su mejor momento. Las terrazas abren, dan ganas de salir y de pasarla bien.

Por eso se me antojó usar unas Birkenstock. Estas sandalias son un clásico alemán y se mueven mucho durante la época de calor en Europa. Las primeras que tuve fueron un obsequio de mi papá hace muchos años.

Este tipo de sandalias se reinventan temporada tras temporada. Pero soy muy fiel a ellas así que las usé, con un total look negro. Este color oscuro también se puede usar en días de sol y calor. De manera contrastante usé mis sandalias blancas, un blazer de Amo y Señor, unos lestes amarillos y varios collares.

outfit-of-the-day-ootd

desarrollo-personal-días-positivos

Espero mis consejos las inspire a iniciar los días con una actitud positiva y de agradecimiento. Recuerden que la belleza viene desde el alma.

Besos,

@ClosetHispano.

 

total-look-black-closet-hispano

 

Comentarios

comentario

Más sobre Ariana Fernández

María Luisa y María José Domínguez – Costa Rica

Ellas son unas hermanas que se atrevieron a soñar juntas. A una...
Leer Más
Rituales para mis días más positivos Incorporé unas nuevas rutinas que han cambiado mi vida." />